"No seas como tantos escritores, no seas como tantos miles de personas que se llaman a sí mismos escritores,
no seas soso y aburrido y pretencioso, no te consumas en tu amor propio."

Charles Bukowski



14 de mayo de 2011

Cortauñas


Me hubiera gustado ver la cara de esos capullos cuando llegaron a su casa. Sobre todo cuando vieron su óleo de Manet flotando en la piscina, eso sí hubiese estado realmente bien. Todo su orgullo, su dinero, su prepotencia, su mezquindad, deshaciéndose con el cloro de la piscina… No es que no me importe que una obra así se pierda ¿eh? Yo estudié dos años de bellas artes, admiro a Monet, Manet y todos esos gabachos impresionistas. Lo que me jode es la clase de personas que encuentran su felicidad en su presunción cultural. Me fijé que tenían estanterías enteras llenas de libros, epopeyas griegas, Dickens, Tolstoi, Tagore, Shakespeare… ¡Todos nuevos! No los habían abierto en su vida, pero allí los tenían. Odio a esa clase de pijos que podrían llenar bibliotecas enteras con los libros de su casa y los usan como adorno, rebajándolos al nivel del florero o de la folclórica flamenca encima del televisor ¿entiendes? Esos tipos sólo leen la contraportada de los libros para poder comentar con sus amigos las grandes obras de la literatura y sentirse tan cultos como se les supone, superiores a los "pobres diablos" que gritan y discuten de fútbol en los bares. Pero, de verdad, yo prefiero al pobre diablo de turno comentando fútbol que a uno de esos ególatras con su discurso vacío de ignorancia perversa.

Así que los quemé. Si, hice una hoguera en su jardín cojonuda: conté más de 500 libros, imagínate como fue la cosa que tuve que echar dos bidones de gasolina. No hay nada que arda mejor que los Episodios Nacionales de Benito Pérez Galdós…


Dicen que estoy loco. El psiquiatra me dijo que tenía algo así como neurosis egoísta, narcisística… no sé, que iría a peor, que quizás no me encerraran por eso. Pero no estoy loco ¿sabe? Al menos no más que todos ustedes, con sus trajes de felpa, sus corbatas de hombre serio, su pelo engominado, sus títulos, sus credenciales ¿no creen que están también locos? Estudian y trabajan durante todo el día para comprar lo que les han convencido que necesitan: lámparas de IKEA, frigoríficos con dispensadores de cubitos de hielo, operaciones estéticas, coches de maletero espacioso… ¿por qué siguen aguantando a sus maridos o esposas si hace años que les odian? ¿Por qué esconden ese instinto animal que les pide salir a la calle, correr, aullar, empaparse con la lluvia, arrastrarse y rodar por la hierba, todo bien oculto tras una careta de cordura? No estoy loco, no más que ustedes, no más que ustedes…

Magistrado. ¡Magistrado! Tengo que ir al baño, necesito cortarme las uñas, llevo toda la mañana aguantando sin cortármelas, necesito ir al baño, no puedo más… No lo hago por la neurosis ¿eh?, es que me crecen muy rápido, me pasa desde pequeño. Mi madre me puso en el llavero un cortaúñas para llevarlo siempre conmigo.


Share:

1 comentario:

  1. Tener un Monet y tirarlo a una piscina tiene que ser como limpiarse el culo con billetes de 500€: pocos lo pueden hacer y por pocos que sean tontos siguen siendo.

    Espero la siguiente entrada!

    ResponderEliminar